Privacidad digital un bien cada vez más escaso

Esta semana el articulista Javier Tejado, escribió en su columna sobre la tecnología que el Estado está usando para espiarnos. En su columna aborda el tema de la escucha en medios digitales así como el uso de inteligencia artificial para reconocernos. Esto ya es grave, no obstante dos artículos del portal Wired, despertaron aún más mi preocupación. El primero se titula: “Somos inquilinos de nuestros propios dispositivos” y el segundo “Google rastrea tus compras en línea a través de Gmail”. Estos dos artículos, dejan ver que el peligro a nuestra privacidad no sólo está del lado del gobierno, más bien es cotidiano y cada vez nuestra libertad digital está más limitada. Es necesario que los gobiernos tomen acciones para frenar estos abusos de las plataformas, pero también que los consumidores alcemos la voz ante estos abusos.

Estamos perdiendo nuestra privacidad digital y la propiedad de nuestros equipos

La nueva generación de computadoras, gadgets y smartphones ha significado una transformación de la vida de las personas. Ha simplificado nuestra vida a tal nivel que ha llevado casi todos los servicios imaginables a la palma de nuestra mano. No obstante ello ha significado un costo muy importante sobre la manera en que consumimos dichos servicios. Debido a la conexión de nuestros dispositivos con sus apps, nos hemos vuelto arrendatarios de los servicios. Una muestra claro de ello es que si compras un libro en Kindle, no tienes posibilidad alguna de prestar este libro. Algo que no sucedería con uno físico, en donde tu eres el dueño del objeto y puedes hacer con él lo que te plazca. Incluso, compañías como Apple están aplicando candados para que los usuarios no puedan hacer reparaciones a sus equipos, sin acudir a una Mac Store. Sin embargo, esto no es lo más grave, sino que los fabricantes están accediendo a toda nuestra información y debido a estas restricciones no podemos hacer nada al respecto. Nuestra privacidad digital está 100% en sus manos y el uso que le están dando a nuestra información es opaca.

Google está invadiendo nuestra privacidad digital y no hay nada que podamos hacer

Es muy grave lo que Wired denuncia en su artículo, “Google rastrea tus compras en línea a través de Gmail”. Google a través de Gmail está leyendo permanentemente TODO lo que compras, esto a través de los correos que recibes. Supuestamente, Google no está compartiendo esta data con terceros pero ¿entonces para que lo hace? Todo parece indicar que esto sería para analizar tu comportamiento digital y brindarte mejores resultados. No obstante lo más grave es que para lograr esto, Gmail está leyendo tus correos, sin tu consentimiento. Correos que te mandan terceros y que supuestamente NADIE tiene acceso a dicha información. Es posible que Google no esté vendiendo esos correos, pero sí te está perfilando como consumidor de X o Y productos insisto, sin tu consentimiento. ¿Dónde quedó el valor de nuestra privacidad digital? Parece que a Google no le importa. Asímismo no sólo estamos a merced de que Google lea los mails que recibimos, sino también los que redactamos. Con su nueva implementación de inteligencia artificial en el compose, Google está aprendiendo cómo redactamos y guardando todo lo que escribimos.

Privacidad Digital: Google tiene acceso a todas tus compras, de cualquier comercio

Privacidad digital, Privacidad digital un bien cada vez más escaso
Privacidad digital: Así es como Google está al tanto de lo que escribes en tus correos

Privacidad digital, Privacidad digital un bien cada vez más escaso
Written by juanm.torrese@gmail.com
Hola, mi nombre es Juan Manuel Torres Esquivel, vivo en la Ciudad de México y durante más de 8 años he estado involucrado en temas de redes sociales, medios digitales, política digital y Gobierno Electrónico. Últimamente he estado involucrado en la consultoría digital y en la digitalización de personas y negocios. La digitalización es un fenómeno que llegó para quedarse y quién decida no evolucionar, sencillamente quedará fuera. Te invito a seguir mi blog y encaminarte a un nuevo estilo de vida digital.